miércoles, 8 de noviembre de 2017













Y seguiré naufragando en mares ajenos hasta naufragar en mi propio mar.

 Antonio Porchia.
















En el amor desinteresado de un animal, en el sacrificio de sí mismo, hay algo que llega directamente al corazón del que con frecuencia ha tenido ocasión de comprobar la amistad mezquina y la frágil fidelidad del Hombre natural. 

 Edgar Allan Poe.














Sólo atravesando la noche se llega a la mañana 

 J. R. R. Tolkien.













El perdón es la fragancia que derrama la violeta en el talón que la aplastó. 

Mark Twain.













El poeta es un hombre como todos, un albañil que construye su muro: un constructor de puertas y ventanas

 Nicanor Parra.











No tienes tú la culpa si en tus manos mi amor se deshojó como una rosa: Vendrá la primavera y habrá flores... el tronco seco dará nuevas hojas.

 Alfonsina Storni.













Las apariencias, a menudo, engañan.

 Esopo.