sábado, 27 de mayo de 2017









Quisiera tener un jardín, una casita, hierba, animales, libros, cuadros, música. Y sacar de todo esto lo que quiero escribir; expresar todas estas cosas... Quiero vivir la vida cálida, anhelante, viva, tener raíces en la vida, aprender, desear, saber, sentir, pensar, actuar, eso es lo que quiero, a donde debo tratar de llegar.


 Katherine Mansfield.



















La arquitectura es una música de piedras y la música, una arquitectura de sonidos.


Ludwig van Beethoven.












El otoño es una segunda primavera, donde cada hoja es una flor.



Albert Camus.















En la caja monedas que afiebran
Odios horizontales honorables
Pésimas piedades pintables
Laudables lenguas lanza
Papeles entintados
Licuados caros.



Joel  Fortunato Reyes Perez.













La rebelión consiste en mirar una rosa hasta pulverizarse los ojos.


Alejandra Pizarnik.












La maravilla de un solo copo de nieve supera la sabiduría de un millón de meteorologistas.


Francis Bacon.










Hoy ese un día azul de primavera, creo que moriré de poesía, de esa famosa joven melancólica no recuerdo ni el nombre que tenía.

Sólo sé que pasó por este mundo como una paloma fugitiva: la olvidé sin quererlo, lentamente, como todas las cosas de la vida.

Nicanor Parra.















Mi jardín es mi más bella obra de arte.


Claude Monet.











Huss ha sido quemado pero no la verdad con él. Iré aunque se dirigiesen contra mí tantos demonios como tejas hay en los tejados.


Martín Lutero.










¿Nada de amor - ¡De nada! - para mí?
Yo buscaba la frase con relieve, la palabra hecha carne de alma, luz tangible y un rayo del sol último.


Gilberto Owen.



























Si nada nos salva de la muerte, almenos que el amor nos salve de la vida.


Pablo Neruda.

domingo, 14 de mayo de 2017












¡Es terrible, insostenible! Si estas increíbles experiencias son reales me volveré loco; si son fantasías es que ya lo estoy.


Ambrose-bierce.


























El amor es una planta de primavera que todo lo perfuma con su esperanza, incluso las ruinas por donde trepa.


Gustave Flaubert.










Para ella felicidad y vida son una y la misma cosa. Y éstos son sus poemas.
Por supuesto, los poemas de una salvaje no son piedras preciosas. Sus poemas son sencillamente piedras que ruedan por el fondo de unn río de cauce siempre cambiante, son el murmullo de esas piedras trsahumantes por su vereda de agua.


Carmen Boullosa.












Poco a poco Alá nos quita la belleza humana: poco el árbol joven se marchita. Ve y recita: Todo cuanto está dotato de vida, acabará pereciendo. No te enamores de los huesos, busca el espíritu.


Masnavi II 























Todos los silencios de la tierra son pétalos de tu flor.


Marguerite Yourcenar.















Pierden el día por esperar la noche, y la noche por miedo al amanecer.


Séneca.





















Los ratones no parecían especialmente molestos por este cambio, a excepción del ratón gris de los bigotes negros, cuyo aspecto de profundo malestar llamaba la atención en seguida.


Boris Vian.












Mi único credo. La montaña del tesoro, las flores de seis pétalos de la nieve.


Tagami Kikusha.













No da reposo el pecho ,
Felipe, ni la India, ni la rara 
Esmeralda provecho;


Fray Luis de León.













Si tu frescura a veces nos sorprende tanto dichosa rosa, es que en ti misma, por dentro, pétalo a pétalo, descansas.


Rainer Maria Rilke.











Mientras que poco a poco
Borro de la memoria cuanto impreso
Dejó allí el vivir loco
Por todo su proceso
Vario entre gozo vano y caso avieso.


Fray Luis de León.
















La incertidumbre es una margarita cuyo pétalos no se terminan jamás de deshojar.


Mario Vargas Llosa.












No hay nada nuevo bajo el sol, pero cuantas cosas viejas hay que no conocemos.


Ambrose-Bierce.












Lo débil y lo tierno vencen  lo duro y lo fuerte.


Lao-tsé.