domingo, 6 de agosto de 2017












Sólo con una ardiente paciencia conquistaremos la espléndida ciudad que dará luz, justicia y dignidad a todos los hombres. Así la poesía no habrá cantado en vano.

Pablo Neruda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario